Casi 50 jóvenes colonenses participan de entrenamientos laborales remunerados

Jóvenes de la Ciudad de Colón participan a lo largo de este año 2021 de entrenamientos laborales iniciales remunerados. Son un total de 46 jóvenes de los cuales 14 de ellos ingresarán a los entrenamientos en el mes de junio, además de inserciones laborales que se extienden por un año. En ese cupo se cuenta también a personas con discapacidad.

El programa está destinado a jóvenes de 18 a 24 años que se inscriben para una variedad de cursos, que una vez finalizados pueden ingresar a los entrenamientos que se prolongan por un tiempo determinado dependiendo del tipo de trabajo.

«El entrenamiento de cajero por ejemplo es de cuatro meses, los que van a fábricas o industrias son de seis meses, y asisten al puesto cuatro horas de lunes a viernes y cobran $10.000 mensuales» explicó Luz Larrachao de la Oficina Municipal de Empleo de Colón. «El empresario es el encargado de contratar un seguro de accidentes personales, y tienen la posibilidad de tener una obra social mientras hacen el entrenamiento laboral».

«A los chicos que se acercan a la Oficina de Empleo a inscribirse a los cursos ya les vamos ofreciendo la posibilidad de entrenamientos, ya que hay empresarios que solicitan puestos laborales» detalló la técnica de la Oficina de Empleo.

Matías es hipoacúsico y trabaja en un comercio de productos sueltos. Beatriz la empleadora cuenta: «Estamos muy felices de tenerlo a él porque es de gran ayuda, él está contento trabajando porque tiene su plata, es una ayuda y está muy bueno, es muy productivo para los chicos, los incentiva para seguir trabajando»

A comerciantes de la Ciudad, Beatriz les aconseja: «traten de insertar a chicos con discapacidad a trabajar porque les hace muy bien que estén en contacto con la gente, más en esta época de pandemia, se van a sentir muy orgullosos de poder ayudarlos».

Otro joven que comenzará en junio un entrenamiento laboral en un comercio dijo: «me enteré por mi novia que había ingresado en el programa, ella estuvo tres meses y luego le asignaron un trabajo». «Una buena experiencia que puede servir para muchas más cosas no sólo para trabajar, es bueno esto porque te incentiva» remarcó.

Jaqueline también ingresó a una fábrica de pasta de maní y afirmó: «estuve a prueba por tres meses y al final me contrataron de la fábrica, estoy en la parte de etiquetado, embalaje y limpieza, es muy recomendable este programa porque da lugar a que los jóvenes empiecen a trabajar a corta edad, me siento cómoda, el ambiente es muy lindo y me gusta el trabajo».

Otra joven dijo en tanto: «me contacté con el programa, me llamaron para probarme y luego quedé en el puesto, me siento muy cómoda con el trabajo y mis compañeros»

Por mayor información los interesados pueden acercarse a la Dirección Municipal de Empleo y Producción en Moreno 183.

Comentarios