Colón despliega un importante operativo de ayuda a la comunidad

En el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19, la municipalidad la ciudad de Colón se encuentra reforzando los dispositivos habituales de ayuda comunitaria a la vez que generando nuevos dispositivos para ampliar la asistencia alimentaria a las personas vulneradas por la situación.

En cuatro sedes barriales se brindan viandas de cena, asistiendo más de 1000 personas de lunes a viernes, y los domingos con vianda de almuerzo. Asimismo se ayuda a alrededor de 500 personas que reciben un módulo alimentario de emergencia (bolsón) los días viernes de cada semana. Con estos recursos municipales se ha podido colaborar con más de 4500 cenas y 1000 bolsones de emergencia en los últimos 10 días.

Por otro lado el Plan Alimentario de Emergencia se suma al trabajo diario que realiza el Municipio en los comedores comunitarios. Actualmente se cuenta con ocho sedes comunitarias que brindan almuerzo a 530 personas entre niños, personas con discapacidad y adultos mayores, de lunes a viernes. Asimismo se continúa con la entrega de 800 módulos alimentarios que se brindan mensualmente en dichas sedes. Con estos recursos municipales hemos podido ayudar con más de 5300 almuerzos y 1000 bolsones de emergencia en los últimos 10 días.

Junto a la mayoría de las instituciones de la ciudad se ha conformado la Red Comunitaria de Ayuda, cuyo objetivo es reunir donaciones en el marco del plan alimentario de emergencia que coordina la municipalidad de Colón. Se dispusieron canales de participación para que todos los vecinos de la comunidad puedan colaborar. Con los alimentos que se donan se asiste con bolsones a las personas beneficiarias del plan alimentario municipal, y se refuerzan los comedores comunitarios donde se cocinan las viandas.

También se reciben donaciones en dinero que serán destinadas a la compra de alimentos y otros productos que puedan resultar necesarios en esta campaña solidaria, como artículos de aseo o sanidad. Hasta el pasado sábado se recolectaron más de 800 productos alimenticios y se superaron los 400 mil pesos en donaciones en dinero. La red sigue sumando instituciones y ya se cuenta con más de 20 puntos de ayuda en todos los barrios de la ciudad.

A esta red comunitaria se suma además la ayuda de un grupo de privados que cocinan con sus propios medios y donan sus viandas. Este compromiso solidario ha permitido los últimos dos domingos, llegar a más personas que necesitan de asistencia.

Como trabajan

Norma, cocinera de la sede de Medalla Milagrosa, cuenta que se cocina al mediodía y a la noche durante la emergencia sanitaria: «al mediodía tenemos entre 65 a 68 personas que vienen a buscar viandas». Sobre las viandas nocturnas en tanto explica que «al principio eran 120, 160, 200 y anoche se se llegó a cocinar hasta 300 viandas» revela Norma.

También agregó: «Hoy vamos a ver, creemos que esperamos un poco más, pero estamos preparados, comida no falta, tenemos a Daniela que es nuestra coordinadora que nos trae todo, no nos deja faltar nada, está constantemente con nosotros mirando si nos falta algo, tenemos el apoyo digamos de la municipalidad».

«Uno lo hace con alegría, somos un equipo y un equipo lindo, todos hacemos todo, está Rita, está Mariano, Celeste, Vanesa, todo el mundo hace su parte con alegría y se trabaja bien que es lo principal, uno hace lo que le gusta, en lo social, viendo al prójimo y la necesidad del otro» señaló la cocinera.

Tito Soria de la sede Santos Justo y Pastor por su parte, cuenta que lo convocaron para cocinar «para tantas viandas que estamos brindándole a la gente que realmente está necesitando, la verdad que da gusto cocinar porque no nos hacen faltar nada».

Y añadió: «Sale muy deliciosa la comida, la gente está muy conforme, muy contenta, estamos en casi 200 viandas todas las noches, también se cocina al mediodía, estamos satisfechos de lo que estamos haciendo con el grupo de trabajo» puntualizó.

Comentarios