Denunciaron a policías por abuso de autoridad en un procedimiento en Colón

Efectivos de Prefectura allanaron la Jefatura Departamental de Policía de Colón a raíz de la denuncia de una mujer que dijo haber sido víctima de un abuso de autoridad por parte de policías provinciales en un procedimiento.

Según consta en la denuncia que recibió el fiscal Juan Carlos Benítez, policías provinciales realizaron un allanamiento en horas de la madrugada del domingo 16 de octubre en inmediaciones del Club Defensores de Colón e interceptaron un automóvil en el que circulaban tres mujeres –dos de ellas menores de edad– oriundas de Concepción del Uruguay, supuestamente en busca de drogas, aunque nunca les explicitaron el motivo.

Las mujeres fueron requisadas, al igual que el automóvil, y detenidas en la Jefatura Departamental, a pesar de que el procedimiento resultó negativo, es decir, no se hallaron drogas entre sus pertenencias ni en el vehículo; solo les secuestraron 2.300 pesos, según consta en el acta policial.

Al día siguiente, una de las mujeres se presentó en los tribunales y denunció que los policías se extralimitaron en las atribuciones que les permite el Código Procesal Penal de la Nación de requisar a personas y el interior de vehículos sin orden judicial cuando existan circunstancias previas que razonable y objetivamente lo justifiquen. En este caso, dicen, no había tales razones y ni siquiera les explicitaron a las ocupantes del vehículo los motivos del procedimiento y detención.

Tras recibir la denuncia, el fiscal Benítez dispuso el allanamiento de la Jefatura Departamental y el secuestro de las actas del procedimiento, donde constan los detalles del operativo y los datos de quiénes fueron los policías que intervinieron; también se incautaron los libros de guardia con los registros del movimiento de policías y vehículos y las filmaciones de las cámaras de seguridad de la sede policial.

Extralimitados
Luego de recibir la denuncia y disponer el allanamiento en la Jefatura Departamental, el fiscal Benítez se declaró incompetente para seguir interviniendo en la causa por dos motivos: por un lado, los policías invocaron un artículo del Código Procesal Penal de la Nación; y, por el otro, porque podría haberse instruido una causa ante la Justicia Federal de Concepción del Uruguay por infracción a la ley de drogas y, eventualmente, debería acumularse la denuncia de las mujeres a ese expediente. “No tiene sentido que el juez federal continúe tramitando la causa sin conocer que se está cuestionando el procedimiento”, explicó el fiscal ante la consulta de EL DIARIO. En ese sentido, aclaró que “la Policía tiene facultades para un procedimiento sin orden judicial, pero el tema es extralimitarse al punto de rayar con un posible incumplimiento en los deberes de funcionario público”.

La resolución de la competencia quedó en manos de la jueza de Garantía y Transición María Evangelina Bruzzo.

De acuerdo con la denuncia, las tres mujeres fueron obligadas a detener su vehículo, bajar “y metieron un perro y cinco funcionarios dentro del auto a revisarlo sin ninguna orden y en ningún momento les decían por qué; y luego las llevaron a la jefatura para requisarlas”. Los policías les decían que una de ellas era hermana de una persona con antecedentes por delitos de narcotráfico y que podrían haber estado transportando drogas, algo que no se constató.

El fiscal Benítez consideró que los policías pudieron haber incurrido en un posible delito de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público.

“Hay que guardar el decoro y la buena educación, no se pueden extralimitar en sus facultades, ni faltar el respeto o maltratar a las personas”, concluyó.

 

Fuente: APF Digital

 

Comentarios