Falleció Mónica Bastián

Después de luchar por su vida durante varios meses, este lunes a la mañana se conoció la triste noticia. Se trata de un caso que movilizó a toda la comunidad.

Mónica Bastián tenía 34 años, 2 hijos: Mateo de 3 años y Simón de 7 meses. Le habían diagnosticado cáncer de esófago, con muchas complicaciones que la fueron deteriorando. Su única esperanza de vida venía de la mano del Hospital Italiano de Buenos Aires, donde proponían evaluarla para hacerle una cirugía que le posibilite seguir con vida.

Pero los tiempos se fueron acortado en los últimos días ya que presentó muchas complicaciones respiratorias.

En noviembre de 2016, «Moni» comenzó con sus problemas durante sus últimos meses de embarazo. Presentaba vómitos y no podía prácticamente alimentarse ( bajó 12 kilos de su peso habitual) y en Diciembre quedó internada en el Hospital San Roque de Paraná. En todo momento sus síntomas fueron tratados como frecuentes del embarazo. El 27 de Diciembre nació Simón (lleno de energía por suerte), pero ella no presentó mejorías luego del parto, por lo cual la derivaron al Hospital San Martín también de Paraná. Allí, después de una serie de estudios, encuentran una tumoración que ocupaba el 90% de la luz esofágica y en base a la biopsia sus médicos diagnosticaron que padecía carcinoma escamoso de esófago.
Con este diagnostico, el 17 de Enero de 2017 fue derivada al Hospital Dr. Udaondo donde a través de los estudios que le realizaron se indicó que padecía además de anemia, hipocaliemia, hipoalbuminemia, por lo que tuvieron que optimizar la alimentación ya que el cuadro clínico era crítico.
El 13 de febrero fue necesario colocarle un Stent en el Hospital Muñiz ya que evidenciaron una fistula bronqueal que empeoraba su situación general.
Estabilizada en su estado general y dada de alta, el 8 de marzo comenzó su tratamiento de quimioterapia. Cumplió su tercer ciclo cuando una neumonía la descompensó severamente, por lo cual el tratamiento debió ser suspendido.
Lamentablemente, los médicos tratantes del Hospital Udaondo atentos a la mala respuesta en el tratamiento de quimioterapia decidieron darle el alta médica, continuando controles por consultorio externo e indicándole que realice atención en el Servicio de Cuidados Paliativos, ya que medicamente no podían brindarle un tratamiento posible. «Totalmente desbastados por la noticia, no podíamos bajar los brazos. Consultamos con muchos especialistas donde las expectativas era desalentadoras. En consulta con el Hospital Italiano, considerando sus jóvenes 34 años, propusieron una riesgosa cirugía para intentar salvar su vida, previa reevaluación por parte del grupo médico y quirúrgico. Nos encontrábamos en tratativas pero todo debió acelerarse ya que su cuadro respiratorio empeoró notablemente, afirmaron hace poco sus familiares y amigos, cuando lanzaron una campaña solidaria.

Es así que estos meses se organizaron distintos eventos solidarios y gran parte de la comunidad se movilizó con el objetivo de reunir fondos para hacer frente a su costosa operación.

Sus restos fueron inhumados este martes a las 9 en el Cementerio de San José.

 

Fuente: «San José Web»

Comentarios