La «Llama de la Esperanza» guardará un mensaje de niños y niñas de Colón para el futuro

El Área Niñez, Adolescencia y Familia y el Área Joven de la Municipalidad, en una labor conjunta con la Biblioteca Popular Fiat Lux y el artesano Gustavo Da Silva, impulsaron una actividad con cientos de niños y niñas de todos los barrios de la Ciudad que participan de la Colonia de Vacaciones municipal.

Los chicos dejaron un mensaje y un deseo en botellas de plástico que fueron colocadas en la «Llama de la Esperanza» para ser descubiertas en el futuro. Los mensajes se escribieron en papeles que fueron depositados en estas botellas.

Cabe recordar que la Municipalidad encargó la reconstrucción de esta obra escultórica a Gustavo Da Silva, quien ya había trabajado en el tronco original junto con su padre Hugo Da Silva. El trabajo se complementa con la reconstrucción integral de las veredas.

Sobre la obra y su restauración, el artesano Gustavo Da Silva comentó: «Esta es la continuidad de la representación realizada en 2010 sobre un tronco que estaba muerto en pie, un ejemplar de tipa que tenía más de 100 años. Con el transcurso del tiempo, se fue pudriendo y degradando».

«Ahora hicimos la reconstrucción sobre la base de metal y cemento. De esta manera, vamos a dejar una obra que perdurará en el tiempo emplazada aquí, siendo hoy un ícono de Colón. Una de las grandes innovaciones serán las flamas, hechas de chapa; cada una de ellas, representa un elemento de la naturaleza (tierra, fuego, aire y agua)», agregó Gustavo Da Silva.

Comentarios