Sin novedades en torno al caso de la agresión al joven uruguayense en Colón

La Fiscalía de Colón, a cargo del doctor Sebastián Gabriel Félix, es la que lleva adelante la causa iniciada el 11 de diciembre pasado, por la agresión del joven uruguayense Jonás Durruty de 23 años de edad, pero hasta el momento no habría personas imputadas.

Como se recordará, el repudiable suceso ocurrió en las primeras horas de la mañana de ese domingo, iniciándose en el boliche Mediterráneo, donde se generó una gresca, en la cual se vieron involucrados varios jóvenes, que parecían haber terminado con la intervención policial, que dispersó a los protagonistas, tras lo cual tres chicos, de Concepción del Uruguay, Villa Elisa y Caseros, respectivamente, se fueron a la Terminal de micros.

Mientras estos aguardaban el colectivo para regresar, llegaron los patoteros que habían iniciado el incidente frente al local bailable y atacaron a los jóvenes.

Ese momento Durruty recibió un fuerte golpe en la cabeza propinado aparentemente con un cenicero de metal, lo que le provocó importantes lesiones, que demandaron su traslado al hospital San Benjamín, desde donde luego se procedió a su derivación al hospital Delicia Masvernat de la ciudad de Concordia, para su atención neurológica, ya que presentaba un importante traumatismo de cráneo.

Luego del suceso, la Policía realizó diferentes diligencias, secuestrándose videos de cámaras de seguridad, donde se verían al menos a dos jóvenes en el momento de los hechos.

Esto llevó a allanamientos, uno de ellos en la vivienda de estos dos muchachos (hermanos), pero no se registraron detenciones, tras o cual se supo que estos dos jóvenes, se habrían mudado a Buenos Aires.

Secuelas
Tras el hecho, la Fiscalía dio inicio a la IPP bajo una causa caratulada como “Lesiones en riña”, pero más allá de que hubiera varios involucrados, considerarían que no se tienen elementos para imputar directamente a uno o más responsables, trascendiendo que para esto, el fiscal espera tener testimoniales de algunas personas que fueron citadas, entre estas los amigos del joven agredido, así como los informes médicos sobre las lesiones sufridas.

Respecto a esto, familiares del muchacho contaron que Jonás sufrió fractura de cráneo y debió ser intervenido quirúrgicamente, teniendo colocada una placa en su cabeza y padeciendo algunas secuelas de las que trata de sobreponerse, pero con la incertidumbre de lo que pueda pasar a futuro.

Durante el último mes, se citaron a personas que en algunos casos no habrían concurrido, por lo que se librarían oficios para que comparezcan a declarar y de allí seguir avanzando en la investigación y así ver la posibilidad de determinar responsabilidades e imputar al o los responsables, lo que podría acelerase cuando finalice la Feria.

Por otra parte, señalaron que hasta el momento, Jonás no habría declarado en sede judicial y la familia intentaba interiorizase de la marcha de la investigación, por lo que no sería de extrañar que se constituyera como querellante.

Fuente: Pablo Bianchi – 03442

Comentarios